Historia del jacuzzi, uno de nuestros lugares favoritos para relajarnos

Historia del jacuzzi, uno de nuestros lugares favoritos para relajarnos

23

febrero
2018

Historia del jacuzzi, uno de nuestros lugares favoritos para relajarnos

Por Dpto. Comunicación

Aqualandia es el mejor lugar para divertirse con la familia y amigos pero también para relajarnos y disfrutar. Y nuestro Gran Jacuzzi Iguazú es la mejor atracción para hacerlo.

Tenemos piscinas; toboganes de todos los tamaños, alturas y formas; atracciones trepidantes y un gran equipo de personal que contribuye a que la diversión nunca cese.

Las jornadas veraniegas son muy largas, en ellas hay cabida para todo: la diversión, el relax, comer, bailar, conversar… El sol tarda mucho en ponerse y Aqualandia tiene un horario amplio para que no os falte detalle y el día sea de lo más completo. Por eso entre nuestras atracciones e instalaciones tenemos no solo retos que ponen a prueba vuestra adrenalina o con los que divertirse, sino también para relajarse.

Como ya os adelantábamos el lugar favorito para descansar y relajarse en nuestro parque acuático es el Gran Jacuzzi Iguazú, una gran extensión de agua con sus chorros y sus burbujitas. ¿A quién no le gusta un baño en un jacuzzi? No hay quien se resista, y es curioso el conocer cómo llegó a nuestras vidas el primer jacuzzi. Os lo contamos…

El primer jacuzzi se inventó en las primeras décadas del pasado siglo XX de la mano de unos hermanos italianos apellidados Jacuzzi. El hijo de uno de ellos sufría diferentes enfermedades por las que debía tomar hidroterapias y se les ocurrió poner una bomba en la bañera que contribuyera a la curación del niño. De esta idea llegó el invento que llamarían con el apellido familiar.

El primer modelo de bomba, el inicio del jacuzzi, fue el J-300. Años más tarde, en 1968, uno de los hermanos revisó este modelo y creó un bañera en la que estaban integrados los jets y el sistema de hidromasaje, un modelo mucho más parecido a lo que hoy en día se entiende por jacuzzi.

El éxito de este invento fue creciendo con los años, como también creció y evolucionó, siempre con el objetivo de buscar el bienestar y la curación. Tras muchos años se convirtió ya no en una herramienta para tratar ciertas dolencias, sino en una forma más de relajarse y disfrutar.

La marca de estos hermanos italianos tiene más de 250 patentes, casi todas ellas tecnológicas, y muchas ligadas al bienestar.

La historia siempre nos sorprende y descubrimos cómo las casualidades y fatalidades a veces dan paso a inventos que hacen nuestro día a día mucho mejor. El agua siempre se ha utilizado para curar, pero lo que no se podrían imaginar los hermanos Jacuzzi es que años más tarde todo el mundo conoce su invento y lo disfruta de muchas maneras diferentes. En muchas casas hay jacuzzis y en parques acuáticos como Aqualandia tenemos jacuzzis de grandes dimensiones.

El bienestar fue el objetivo de estos inventores, y también es el nuestro. Os ofrecemos ocio, risas, momentos inolvidables, y como no, relajación en el agua con las burbujas de nuestro Gran Jacuzzi Iguazú.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, a partir de su navegación.
Si continúa navegando, sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies.